lunes, 2 de marzo de 2015

Amarrando las lanchas


Hubo un tiempo en que las cosas eran mucho más difíciles en Cudillero, en Asturias y en todas partes, y todavía conservamos algunos testimonios que dan fe de ello.  En estas imágenes vemos un puerto de Cudillero, anterior a la llegada del motor, en el que los pescadores subían sus lanchas "a pulso" por la pendiente, en aquel entonces de arena, conocida como El Sable ("arena", en francés). Una vez en la plaza, seguía existiendo el riesgo de que una buena marea, acompañada de un temporal, reclamase nuevamente la lancha. Con gran previsión, los pescadores "pixuetos" adaptaron las rocas del suelo como amarre, en seco, de sus embarcaciones. No te extrañes si comiendo un rico pescadito en la Plaza de la Marina, tienes junto a tu mesa uno de estos amarres, parada obligada de nuestra visita guiada en Cudillero.


Pescadores sacando su lancha del puerto







No hay comentarios:

Publicar un comentario