domingo, 4 de enero de 2015

De visita guiada por Asturias

A veces es una rana, a veces un astronauta, en otras ocasiones una calavera o una concha. Hay un lugar de Asturias donde buscando buscando podemos descubrir unas pequeñas tijeras entre la forja de un ventanal. Se trata de la capilla de la Balesquida en Oviedo, la gran benefactora del gremio de los sastres. Otro de los encantos de una visita guiada en Asturias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario